Olga Utiel en Caixa Popular A Escena | Teatro Olympia
El teatro es un acto de amor y generosidad infinitos tanto en el escenario como entre bambalinas.
Olga Utiel en Caixa Popular A Escena

Dice la RAE, en su primera acepción de la palabra, que invisible es algo "que no puede ser visto". Pero qué algo no pueda ser visto no significa que no esté ahí, no solo que no esté ahí sí no que en ocasiones sin ello todo puede desmoronarse. La situación actual nos ha demostrado cómo profesionales casi "invisibles" como cajeros, reponedores, transportistas, personal sanitario y de limpieza, y otros muchos, son los que conforman esa red invisible que hace que durante estas duras semanas todos podamos continuar. Trasladando un símil muy utilizado en el mundo del mar al teatro, podríamos decir que una producción teatral es como un iceberg, en el que los espectadores y espectadoras solo vemos la punta de todo (lo visible), pero los cimientos que hacen que no se tambalee ese todo están sumergidos en la parte escondida (lo invisible).

Desde Caixa Popular y el Teatro Olympia queremos, en esta sección del blog, poner en valor, dar a conocer y visibilizar todas estas profesiones y profesionales, oficios, y por qué no llamarlo arte, que están detrás de cada montaje o producción teatral, que quedan fuera de los focos, del calor del público, del reconocimiento, pero que son imprescindibles, esenciales y vitales para subir el telón cada día.

En esta primera entrega tenemos el placer de contar con la regidora Olga Utiel.

1. ¿Quién es Olga Utiel?

Tengo 54 años, soy valenciana y resido en El Puig desde hace varios años. He vivido también muchos años en Italia, exactamente entre las ciudades de Milán y Florencia. Allí aprendí el idioma que luego me ha ayudado tanto en las regidurías líricas en las que he colaborado diversos años en el Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo de Valencia con la ópera Cosí fan tutte de W. A. Mozart entre otras y en el Teatro Principal de Valencia en el 1990  donde entonces era asistente de regiduría en un ópera La Traviata de G. Verdi y recuerdo una magistral dirección de escena de Nuria Espert. Fue un privilegio trabajar junto a ella, recuerdo emocionarme hasta la lágrimas escondida en los "hombros del escenario" cuando la veía ensayar, sobre todo con la soprano la muerte de Violetta. Yo pensaba: por favor que no me pida ahora nada, porque no voy a ser capaz de articular palabra con esta congoja. ¡Era absolutamente maravillosa!


2. ¿Qué hace una regidora? 

Bueno, yo diría más bien ¿que no hace una regidora o regidor en un espectáculo?  La regiduría es una profesión muy versátil que implica muchas facetas. El regidor es la máxima autoridad en el escenario y su misión es de acuerdo con la dirección escénica llevar el orden de todo lo que sucede en el espectáculo, es decir, es el encargado de dar las instrucciones técnicas mientras se realiza el espectáculo con la suficiente antelación a todos los equipos técnicos tanto de luces, sonido, decorados, vídeos etc. 

El regidor además tiene que tener como digo yo los nervios de acero para poder improvisar y solucionar cualquier problema que pueda suceder durante el desarrollo de la representación y os aseguro que sucede, ¡vaya que si sucede!; una puerta que no se abre cuando debiera, un timbre que no suena cuando toca, un telón que no baja, un vídeo que no entra, un actor que se siente mal en mitad de la representación... Digamos que el trabajo del regidor es de todo menos aburrido.

"Me siento como en un viaje en el que me llevo a todos conmigo. Un maravilloso viaje como ningún otro he hecho ni haré en mi vida. Y en ello sigo."

Pero el trabajo del regidor abarca muchas más facetas. En mi experiencia personal yo quiero estar siempre presente en la preproducción del proyecto, incluso en lo que llamamos "trabajo de mesa" para ir haciéndome una idea del proyecto que tengo entre manos e ir apuntando o anticipando posibles necesidades técnicas que puedan ya surgir durante este proceso junto al equipo de dirección y artístico, y empezar a hacer un borrador de lo que será el libro de regiduría o guión del espectáculo. Yo soy muy meticulosa en mi trabajo, quiero tener la máxima información desde el inicio, me gusta trabajar muy cerca del director o directora de escena y que no se me escape ni un detalle. Pensemos que luego cuando se apagan las luces y empieza el espectáculo todos esperan tus órdenes y no te puedes permitir equivocarte porque hay un espectáculo en marcha y un equipo técnico y artístico que dependen de las órdenes que tú les estás dando. Una orden equivocada, un efecto mal previsto, puede ser un caos en el escenario. El regidor no se puede equivocar.

Luego está ya el proceso de ensayos donde empezamos a ver que se hace realidad y se va conformando el espectáculo con todas sus necesidades y finalmente la representación donde el regidor con sus dos herramientas de trabajo: intercom y guión de regiduría, elaborado durante el proceso de ensayos,  será el capitán de este barco. Así me siento, como en un viaje en el que me llevo a todos conmigo. Un maravilloso viaje como ningún otro he hecho ni haré en mi vida. Y en ello sigo.

3. ¿Por qué regiduría?

Yo lo he tenido muy fácil, esta profesión me eligió a mí. He sabido siempre que mi sitio estaba en un escenario, en un camerino, al lado de un actor, de un cantante, de un músico, de un bailarín, de los técnicos, de todos los que conforman el  equipo tanto técnico como artístico de un espectáculo. La pasión con la que viven su trabajo todos y cada uno de ellos me emociona cada día, su generosidad cuando salen al escenario, su entrega absoluta, las horas sin descanso de montaje de mis compañeros, sentir que puedo serles útil, esa es mi vocación y mi privilegio. 

"La pasión con la que viven su trabajo todos y cada uno de ellos me emociona cada día, su generosidad cuando salen al escenario, su entrega absoluta, las horas sin descanso de montaje de mis compañeros, sentir que puedo serles útil, esa es mi vocación y mi privilegio."


4. ¿Dónde comenzaste?

Yo empecé como actriz en 1986 con La Fundación Shakespeare, con la obra "Como Gustéis" y luego seguí con ellos en la parte técnica, como ayudante de dirección, como regidora durante algunos años. Quería estar siempre en el proyecto y como actriz a veces no coincide que puedas estar en todas las producciones. Pero yo quería seguir escuchando a Shakespeare a Lorca, quería seguir aprendiendo detrás del escenario, ahí escondida entre bambalinas mientras se iba forjando mi profesión. Luego llegaron otras compañías y nuevas regidurías: Arden Producciones, Ornitorrincs donde tan buenos momentos hemos pasado y ¡tanto he aprendido!

En el Palau de la Música de Valencia bajo la dirección de Manuel Ángel Conejero se creó el departamento de las Artes y junto a Jaime Pujol hicimos muchos proyectos teatrales, musicales, recitales poéticos, yo alternaba las oficinas con los escenarios, los castings con las regidurías, necesitaba absolutamente estar en los hombros de los escenarios.

Luego llegaron las regidurías líricas, (para entonces ya tenía una buena colección de libros de regiduría), las regidurías de grandes eventos, La Mostra de cine del Mediterrani, Zarzuela,  las Olimpiadas de Barcelona etc. Y muy recientemente con Olympia Metropolitana donde he trabajado como regidora de varios proyectos entre ellos Per davant i per darrere, que próximamente y si todo va bien retomarán su gira. Esta es mi escuela.

"Mis mejores amigos, personas muy importantes en mi vida, las he conocido en el mundo del teatro. El teatro es mi casa, donde habito y donde siempre quiero volver."

5. ¿Qué te ha dado el teatro? Y, ¿qué te ha quitado? 

¡Uy! ¡Tantas cosas! Mis mejores amigos, personas muy importantes en mi vida, las he conocido en el mundo del teatro. El teatro es mi casa, donde habito y donde siempre quiero volver. El teatro a parte de mi profesión ha sido muchas veces mi refugio en las adversidades de la vida. Seguramente me ha hecho más valiente,  más sensible, más generosa con los demás. Me ha hecho saber escuchar a las otras personas, soy muchísimo mejor espectadora desde que trabajo en el teatro. Y desde luego el privilegio de trabajar con grandes directores, actores y conocer de cerca las obras de Shakespeare, Lorca, Lope de Vega etc.

El teatro me ha quitado muy poco, más bien él es el que siempre ha estado ahí cuando todo a veces se derrumbaba. Digamos que ha sido un amigo infiel que ha estado yendo y viniendo, pero nunca me ha dejado. 

"El regidor a veces también se convierte en confesor, confidente, consejero y psicólogo. Yo digo que es gran mediador entre todas las partes que conforman una producción."

6. ¿Qué es lo que más te apasiona de tu profesión? 

La parte humana. Es decir, el regidor a veces también se convierte en confesor, confidente, consejero y psicólogo durante una representación o durante el proceso de ensayos y gira. Yo digo que es gran mediador entre todas las partes que conforman una producción. Es una cualidad que todo buen regidor tiene que tener, no puede ser solo un técnico y nada más. Pero lo que yo digo siempre cuando termino una producción: "me habéis dado más de  lo que yo os he dado". Cuando termina un espectáculo al final la parte humana del trabajo es la que más me compensa, esa que te hace volver a casa con la satisfacción de haber ayudado a otras personas. Y eso es lo que nos convierte en mejor personas. El teatro es un acto de amor y generosidad infinitos tanto en el escenario como entre bambalinas.


7. ¿Qué consejo le darías a alguien que quiere comenzar en este mundo? 

Mucha humildad para dedicarse a esta profesión. Tener los ojos y las orejas bien abiertos. Siempre un guión y un lápiz en mano porque habrá muchas cosas que borrar. Prepararse bien con los profesionales, hacer muchas funciones de asistente y que no se le quede ninguna pregunta en el bolsillo. Llevar al límite su propio nivel de exigencia. Tener paciencia y aprender despacio todos los caminos de la regiduría que son muchos y no solo el de imponer la autoridad, que también lo es pero llega después y no al contrario. Desde luego amar la profesión sin tener dudas porque si es así seguramente este no será su trabajo.

"El teatro es un acto de amor y generosidad infinitos tanto en el escenario como entre bambalinas."

8. ¿Recuerdas alguna persona que haya marcado significativamente tu carrera durante estos años?

Tengo muchas personas que han sido y son muy importante en mi carrera. Te diré que no podría señalar una o dos porque de todas las personas con las que he trabajado me han aportado y han ido formando esta regidora que soy ahora. Soy un poco de todos. Pero por cercanía en el tiempo recuerdo mi gira teatral, mi regiduría en el 2018 con Muñeca de Porcelana de Mamet con José Sacristán y Javier Godino.

"Pero por cercanía en el tiempo recuerdo mi gira teatral, mi regiduría en el 2018 con Muñeca de Porcelana de Mamet con José Sacristán y Javier Godino. La sabiduría y la maestría de Sacristán en el escenario es apabullante."

La sabiduría y la maestría de Sacristán en el escenario es apabullante. Admiro su disciplina antes de la función,  el respeto al escenario, el amor a los detalles más pequeños de su interpretación. El dominio del público, y luego cuando terminaba la función, las grandes conversaciones con él, contándonos en primera persona la realidad del país de su época, la situación de los actores entonces y miles de cosas que quiero guardar como un tesoro. Trabajar casi un año con el maestro es uno de los regalos que me tenía guardada esta profesión. Gracias.


9. ¿Cuál ha sido el papel de la mujer en este oficio? 

Digamos que no lo hemos tenido nada fácil. Los nombres femeninos escasean en puestos de responsabilidad en el sector del teatral, las mujeres nos hemos incorporado más tarde a los puestos de responsabilidad y eso nos lastra. Ahora hay muchas y muy buenas regidoras en el mundo del espectáculo pero tengo que decir que personalmente me ha costado muchas veces dar visibilidad a mi trabajo en un mundo donde los técnicos han sido siempre hombres.

"Los nombres femeninos escasean en puestos de responsabilidad en el sector del teatral, las mujeres nos hemos incorporado más tarde a los puestos de responsabilidad y eso nos lastra."

Pero poco a poco la mujer ha ido progresando e incorporándose a sectores como la maquinaria, luz o sonido y aunque aún cuesta, esta es la verdad, cada vez hay más jefas de departamento, sobre todo en el mundo de la regiduría. Hay que seguir luchando por esta profesión .

10. ¿Se puede vivir (bien) de esta profesión? 

El problema de esta profesión igual que las otras que conforman el mundo del espectáculo es su continuidad. No son profesiones en las que tú tengas asegurado tu trabajo los 12 meses del año, ese es nuestro problema. Hay temporadas que si va todo bien puedes trabajar uno, dos o tres meses seguidos, que eso es muchísimo para el mundo del teatro, pero luego vienen otros en los que no hay proyectos inmediatos y ni a veces a largo plazo. Por eso, por ejemplo, la experiencia que yo he tenido con Olympia Metropolitana en el Teatre Talia de Valencia con la función Per davant y per darrere en donde estuvimos en cartel  seis meses y luego salimos de gira, nos permitió de alguna manera planificar nuestra vida de otro modo diferente a lo que estamos acostumbrados, trabajar con la serenidad que te da saber que durante los próximos meses vas a tener un sueldo, un trabajo una estabilidad de alguna manera, es tener al actor, regidor sin la ansiedad propia de esta profesión y también se ve los resultados  en el escenario. 

11. ¿Hay futuro en la regiduría?  

¡Claro que lo hay! El mundo de la regiduría es muy amplio. Abarca muchos ámbitos profesionales del espectáculo en vivo, teatro, danza, ópera, zarzuela, teatro musical etc. pero también, eventos, festivales, congresos, mítines, parques temáticos, conciertos acústicos , festejos etc. entre otros.

"Aprovecho esta oportunidad que me dais para desear a todos mis compañeros de todos los ámbitos del espectáculo todo el ánimo del mundo, que tenemos y debemos aguantar todos juntos porque solo juntos podremos salir de esta."

Es verdad que ahora todos estamos pasando por un momento muy difícil con esta crisis sanitaria que a nuestro sector especialmente está afectando de manera dramática y que seremos seguramente los últimos de la fila en incorporarnos de nuevo al mundo laboral. Yo aprovecho esta oportunidad que me dais para desear a todos mis compañeros de todos los ámbitos del espectáculo todo el ánimo del mundo, que tenemos y debemos aguantar todos juntos porque solo juntos podremos salir de esta.


12. ¿Dónde podemos encontrar a Olga Utiel en su tiempo libre? 

Yo soy muy de hacer "pandilla" con mis amigos. Me gusta mucho quedar para tomar una cerveza o dos por el barrio del Carmen o por Ruzafa, alargar la tarde y continuar con una buena cena en algún sitio cerca al  teatro donde seguramente hayamos quedado antes para ver una función.

Me gusta mucho callejear Valencia. No soy muy de deporte, lo tengo que confesar, pero me gusta darme unas caminatas tempranito por el paseo marítimo del Puig cuando todavía no hay demasiada gente.

Y también dedicarme a mi familia, a mi hija en las horas que no estoy metida en un teatro, si los ensayos intensos y representaciones me lo permiten. 

  Calle de San Vicente Mártir, 44, 46002, Valencia      
  +34 963 51 73 15
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.   Aceptar