El mejor premio es cuando tu satisfacción personal está por encima de si se te va a premiar
Mercedes Luján, en Caixa Popular A Escena

Dice la RAE, en su primera acepción de la palabra, que invisible es algo "que no puede ser visto". Pero qué algo no pueda ser visto no significa que no esté ahí. Trasladando un símil muy utilizado en el mundo del mar al teatro, podríamos decir que una producción teatral es como un iceberg, en el que los espectadores y espectadoras solo vemos la punta de todo (lo visible), pero los cimientos que hacen que no se tambalee ese todo están sumergidos en la parte escondida (lo invisible).

Desde Caixa Popular y el Teatro Olympia queremos, en esta sección del blog, poner en valor, dar a conocer y visibilizar todas estas profesiones y profesionales, oficios, y por qué no llamarlo arte, que están detrás de cada montaje o producción teatral, que quedan fuera de los focos, del calor del público, del reconocimiento, pero que son imprescindibles, esenciales y vitales para subir el telón cada día.

En la entrega de hoy tenemos el placer de contar con la especialista en caracterización Mercedes Luján.

¿En qué consiste el trabajo de caracterización?

Consiste sobre todo en dar seguridad al actor y que el director vea en lo que vas a hacer lo que él tiene pensado. Si además es el escritor de la obra, es fantástico. Para que el resultado sea bueno influye que el directo entienda lo que tú estás proponiendo, él delega en ti y tú a veces te rompes los cuernos para llegar a ese resultado.

El problema del teatro es que no hay cortes para que yo retoque, y además yo no estoy en cada función. Son los actores quienes tienen que aplicarse o ponerse los elementos con ayuda de la regidora.


"Me di cuenta de que la caracterización me fascinaba y estaba gustando".

¿Por qué decidiste enfocarte ala caracterización?

Por casualidad. Yo he sido peluquera toda mi vida, a los 23 años decidí montarme mi propio salón. Y mi salón era rock and roll, gente joven y mucho café; y creé un ambiente muy chulo. El marido de una clienta y amiga trabajaba en atrezzo en A Punt (en Canal 9 entonces) y me propuso trabajar en un corto. Ahí descubrí que había un mundo maravilloso detrás del cine y decidí formarme en esa parte que yo no conocía.

Hice cursos en Barcelona, en Madrid, en Londres enfocados a moda, publicidad, caracterización, posticería y prótesis. Y poco a poco se fue corriendo la voz. Me di cuenta de que me fascinaba y estaba gustando.

Me hubiera gustado exclusivamente al cine pero me he diversificado un poco a todo. 

¿Te gusta más el cine porque hay cortes y puedes trabajar en ese proceso?

Sí, me parece fascinante mantener el raccord. Hay compañeras a las que les gusta más ejecutar, cuando llegas alas cinco de la mañana y dedicas una, dos, tres horas a preparar a los actores. El resto del día, aunque sí retocamos y hay cambios, es estar pendiente del actor o actriz que confíen en estar como tocan. O completamente enfermos, o completamente maravillosos, o completamente recién duchados. Y a mí eso me fascina. Es muy aburrido porque son horas y horas para un minuto de rodaje, pero la conexión que consigues en un actor o una actriz es maravilloso.


"Me parece fascinante mantener el raccord. Es muy aburrido porque son horas y horas para un minuto de rodaje, pero la conexión que consigues con un actor o una actriz es maravilloso"

¿Cuántas horas puede llevar un trabajo de caracterización?

En 2018 me llegó un rodaje en el que la actriz protagonista empezaba con los 55 años que tenía actuales y terminaba con 85. Tuve que envejecerla 35 años en algunas secuencias y eso es una joya que me cayó en la mano. Cada día me tiraba 3 horas para envejecerá y fue muy chulo.  

¿Ese ha sido el reto más complicado?

Hay momentos en películas o en teatro que el reto es que se cambie en dos minutos para salir a escena y lograr, sin estar tú, que el actor pueda hacer eso sólo, rápidamente, y lograr que ese postizo o peluca no se vea y le de la seguridad para poder bailar, cantar o lo que sea.

Eso son cosas que el público no ve.

Para mí lo importante no es que lo vea el público, no es necesario. Para mí lo gratificante es que la compañía, tus compañeros y los actores te den la enhorabuena. Eso para mí es el aplauso del público.

A veces se dice que una caracterización está bien hecha cuando el espectador no se da cuenta de que hay una caracterización detrás. ¿Es quizás una de las profesiones más invisibles del teatro?

Sí, hay obras de teatro actuales en las que se ve menos y es invisible. Pero cuando es una obra de época se ve. A Jordi Ballester le hice una prótesis de nariz para Cirano de Bergerac maravillosa, pero le pesaba y tenía que durarle cinco horas sin despegarse. Estuve dos noches sin dormir hasta poder fabricársela y lloramos los dos cuando lo conseguí.


"El mejor premio es cuando tu satisfacción personal está por encima de si se te va a premiar"

¿Qué es lo que más te apasiona de tu profesión?

Quizás la satisfacción del trabajo bien hecho y ver que el actor está contento y seguro. Pero también la satisfacción personal, porque hay veces que me han dado la enhorabuena por un trabajo y a lo mejor la obra anterior fue más complicada. El mejor premio es cuando tu satisfacción personal está por encima de si se te va a premiar.

¿Qué te ha dado el teatro? Y, ¿qué te ha quitado?

Me ha dado seguridad en mi misma y conocerme más, salir de la caja donde nos han metido. Cuando te hacen creer que sólo eres peluquera o sólo eres mamá. Sé que mi profesión no es conciliadora con ser madre pero me siento muy orgullosa de haber salido de la caja y haberme ido a rodar tres meses, pero a veces te hace sentir un poco culpable. Es mérito mío porque soy muy valiente y he luchado siempre por lo que más me gusta, pero marcharte y poder decir con libertad que me voy porque es un proyectazo y mi hija más adelante lo va a entender. Lo que me ha quitado, el tiempo que no he pasado con ella. 

¿Qué le dirías a la Mercedes Luján de 23 años cuando le propusieron el primer corto?

A veces me he arrepentido de no empezar antes a estudiar todo esto, pero las cosas te llegan cuando te tienen que llegar. Con 20 años no tenía el bagaje ni la seguridad que tengo ahora y los actores notan que eres una profesional. He sido valiente siempre y no soy una superwoman porque no llego a todo. Lo único que le diría es que cada trabajo hay que afrontarlo con calma y serenidad, sin tantas ganas de comerte el mundo y que sete note tanto porque eso a veces genera rechazo.

L'Horta Teatre, La Escalante, La Dependent, CulturArts... En la Comunidad Valenciana, has trabajado con muchísimas compañías y has visto evolucionar esta profesión en un círculo muy concreto. ¿Cómo ha cambiado la profesión a lo largo de los años que llevas en ella?

Sí. Lo que hay en todas partes, y el teatro no se escapa, es el poco presupuesto. Llevamos todos demasiados años trabajando como para estar peleando. Se evoluciona, pero tendríamos que tener un apoyo cultural mucho más amplio.


"El teatro me ha dado seguridad en mi misma y conocerme más, salir de la caja donde nos han metido"

¿Se puede vivir (bien) de esta profesión?

Yo me he sacado desde hace muchos años mi sueldo. Sí tuve un parón importante unos años y me ayudó mi pareja. Yo ahora sí puedo vivir de mi profesión, pero no todo el mundo puede vivir exclusivamente de ello.

¿Qué futuro le ves a la caracterización?

Es muy versátil porque igual tienes un texto de hace dos siglos como algo actual? Afortunadamente salen materiales nuevos para el maquillaje, pero lo que dirige siempre a la caracterización es el texto, y se van a seguir escribiendo textos sobre guerras pasadas, épocas pasadas, sobre la actualidad y también sobre el futuro (y mucho).

¿Dónde podemos encontrar a Mercedes Luján en su tiempo libre?

Con rock and roll en directo, con buenos amigos, yendo en bicicleta por toda la ciudad, viajando o en un buen festival. También me gusta estar en casa, la moda y leer.   

¿Cómo te gustaría que fuera tu futuro profesional?

Como estoy.


Puedes escuchar la entrevista completa a Mercedes Luján en nuestro podcast.

  Calle de San Vicente Mártir, 44, 46002, Valencia      
  +34 963 51 73 15

Configuracion de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias a partir de sus hábitos de navegación y su perfil. Recuerde que puede configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puede aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de cookies